Israel o Palestina ¿Por quién oramos?


Es muy frecuente, por muchas razones históricas, escuchar a cristianos evangélicos proferir frases y oraciones en favor de Israel cuando éste entra en conflicto con otras naciones. El tema es complejo, sin embargo quisiera exponer dos textos que se utilizan para respaldar esta tendencia.

1. Génesis 12:3 en la que Dios afirma que bendecirá a quienes bendigan a Abraham y que maldecirá a quienes lo maldigan. Debemos entender varias cosas de este texto. Lo primero es que Abram no fué judío ni fundó Israel. Su religión provenía de Ur de los Caldeos y su fe en Dios le fue tomada por justificación. Este texto nos habla de que Dios bendecirá a quienes bendigan a la persona de Abraham, no a un país o tierra. Por último, de Abraham surgen dos naciones benditas. Tanto Ismael como Isaac reciben la promesa del pacto. Ismael la recibe primero (Gén. 17:25) y de él se dice que fundará una nación (Gén. 21:13-21). Tenemos entonces que tanto Ismael como Isaac son bendecidos y fundan una nación cada uno. Debemos decir, también, que Abraham es el padre de 3 religiones: Judaísmo, cristianismo e Islam. Estrictamente hablando el texto nos dice que será bendito quien bendiga a Abraham. En todo caso, si fuera una nación ¿A cuál de las dos se refiere el texto? ¿No dice que serán benditas todas las naciones por medio de Abraham? (Gén. 22:18).

2. Salmo 122:6 en el que se nos solicita que roguemos por la paz de Jerusalén. Una vez más Jerusalén no es una nación, es una ciudad. Esta ciudad ha albergado siempre a personas de diferentes razas y naciones. Actualmente es la ciudad de las tres religiones monoteístas de origen abrahámico. Si oramos por Jerusalén, debemos orar por todas las personas que viven en ella, sean estas cristianas, judías o musulmanas. No debemos olvidar que hay cristianos en todos los países de mayoría musulmana. En Palestina, por ejemplo, hay una creciente población cristiana. El Salmo entiende, y nos insta a entender, que la paz de Jerusalén es el detonante de la paz en todo Medio Oriente. Para que haya paz en Jerusalén, debemos orar para que exista justicia y equidad para todas las personas que habiten en ella. Estrictamente hablando, el salmo no nos instruye a orar por una nación, sino por las personas que habitan en una ciudad.

En este breve comentario no pretendo decir que Israel debe ser exterminado, tampoco quiero afirmar que no oremos por los habitantes de Israel. Lo que creo que nos enseña la Biblia es a orar por todas las naciones. En el conflicto entre Israel y Palestina, Dios quiere que oremos por ambas poblaciones.

Existe un texto que describe el corazón de Dios que se esmera por liberar a todas las naciones. Este texto nos muestra un Dios que liberó a otros pueblos en épocas muy cercanas a la liberación de los hebreos de Egipto. Amós 9:7:

Hijos de Israel, ¿no me sois vosotros como hijos de etíopes, dice Jehová? ¿No hice yo subir a Israel de la tierra de Egipto, y a los filisteos de Caftor, y de Kir a los arameos?

El texto equipara la liberación de los hebreos con la liberación de los Palestinos (philistim) y de otros pueblos. El corazón de Dios es dar libertad tanto a Palestina como a Israel. Dios quiere que tengamos compasión por la humanidad. En el conflicto entre Israel y Palestina, Dios nos muestra su corazón de amor por ambos pueblos. Nuestra lucha es por la justicia de las personas, nuestra oración debe ser por la paz para las personas, nuestro anhelo debe ser el anhelo de Dios: paz, justicia y dignidad para todas las personas.

Anuncios

9 Comments

Add yours →

  1. Correcto,Dios no es Dios de naciones sino de Personas.saludo tu comentario con mucho gusto.ademas admiro tu creatividad y valentia,(
    claro en silencio por mi orgullo.)saludos

  2. En este tema tan controversial y actual, donde el odio es el enemigo a vencer, tu posición resulta refrescante y valiente y más cerca del corazón de Dios que muchas oraciones “mal dirigidas”… Gracias.

  3. Son demasiados los cristianos que durante años me han bombardeado con correos sobrel el pueblo escogido de Dios y hasta justificando cierto tipo de ataques. Me parece excelente este artículo

  4. Justo estoy escribiendo un artículo sobre el tema desde el punto de vista de los Derechos Humanos (que ni son derechos ni son humanos), y los grandes perdedores en el conflicto: los niños. Me parece más que acertada la explicación, porque la posición cínica de los nosotros los cristianos siempre ha sido “oremos por este” u “oremos por aquel” y con esto no se arregla nada. Peor aun y más cinismo hay en agradecer a Dios por no vivir ahí. Y los que salen al paso a decir que a toda costa hay que orar por Israel para “no caer en maldición”. Maldita es la hora en la que nos quedamos de brazos cruzados mientras los niños mueren por decenas y son tratados como “daños colaterales” y como estadísticas. Ese es el comienzo de la caída de la raza humana, cuando ya no somos capaces de poner en perspectiva el valor de la vida y ponemos por encima de ella criterios económicos, sociales, políticos o religiosos. No hay nada que justifique el derramamiento de sangre, y mucho menos la de inocentes por ninguna causa. Somos tan ciegos que no nos damos cuenta que estamos encerrados en la misma jaula y que no tenemos un lugar para escaparnos. Y estamos tan intoxicados de poder y soberbia que nos creemos superiores a otros, o con más derecho que otros, porque alguien interpretó en un libro sagrado que unos eran favoritos y que otros cargarán de por vida con el estigma del perdedor o del desfavorecido (me atrevo a decir que incluso del repudiado). Eso es lo que hemos heredado, y es justo contra eso que hay que luchar. Contra la ceguera y la intolerancia, la estrechez de mente, y la estupidez de los que transitan por este mundo sin preocuparse más que por sus propios intereses. Y perdón por ser pesimista, pero a la luz de los acontecimientos, si creo que ya tocamos fondo como raza humana.

  5. Who is the author of this article and may I repost on my fb in English? Thank you for writing words I have been trying to find words to say!

  6. Que reconfortante y esperanzador leer este escrito… En un mundo donde cada día se lucha, se sufre y se pierden vidas por la avaricia, por las ‘diferencias’, por creer que se tiene ‘la verdad’, por juzgar, por falsas creencias y equivocadas doctrinas… Queremos vida! Queremos PAZ para Israel, para Palestina, para Irán, para Irak, para Ucrania, para Siria…para TODOS! Oremos así!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: